Mudras

El saludo Namasté como barrera frente al coronavirus

Con los nuevos casos de coronavirus (Covid-19) que se extienden rápidamente por todo el mundo debido al contacto físico entre personas. Varios personajes de la política, el cine y la farandula internacional han optado por innovar con saludos alternativos a los habituales apretones de manos, abrazos y besos en las mejillas.

Por ejemplo, mientras el presentador de programas nocturnos Jimmy Fallon ha popularizado en la TV estadounidense el “toque de pies” o “footshake”. Políticos del mundo también han promovido con éxito el “choque de codos”, siendo probablemente el saludo menos higiénico, dado que al mismo tiempo se está sugiriendo en campañas de salud de todo el mundo, toser y estornudar cubriéndose con el codo.

 


En cambio, juntar las manos para un Namaste podría ser la alternativa perfecta (e higiénica) que han optado algunos jefes de estado como el Presidente de Francia Emmanuel Macron, o el príncipe Carlos de Inglaterra, quien usó el gesto para saludar a Anna Friel y Pierce Brosnan mientras asistía a los Premios Prince’s Trust And TK Maxx & Homesense en Londres a mediados de marzo de 2020.

Por lo tanto, este es el momento ideal para que el saludo Namaste sea promovido como medida de distanciamiento social para reducir el riesgo de propagación del virus. Un saludo seguro y sin transmisión de gérmenes, que al mismo tiempo simboliza unidad y respeto.

El saludo “namaste”, se realiza uniendo las manos con las palmas tocándose, los dedos apuntando hacia arriba y los pulgares cerca del pecho. El saludo “namaste” se pronuncia con una leve reverencia.

Namasté a veces se usa en el contexto de las prácticas de yoga como un saludo de encuentro o despedida, generalmente tomado como una expresión de buenos deseos. Se utiliza a lo largo de Asia del Sur, sobre todo en el contexto de las culturas budistas, particularmente para acercarse a un superior.



En otros contextos religiosos, la persona que hace el gesto de unir las dos manos elimina sus diferencias con la persona a la que reverencia, y se conecta con ella. La mano derecha representa la naturaleza más alta, la espiritual, mientras que la izquierda representa el ego mundano. La inclinación de la cabeza es una indicación simbólica de respeto.

Ante la actual crisis mundial debido a la pandemia del Covid-19, el Namasté se esta volviendo “realmente relevante” a la luz de las nuevas recomendaciones de distanciamiento social.

Te invitamos a ver el siguiente video de 2 minutos, en el que hemos recopilado enseñanzas muy relevantes sobre la práctica del Namasté que puedes aplicar en tu vida.

Regístrese para recibir contenido exclusivo de Buen Karma a su correo electrónico.